Inspiración: Decorar una casa al estilo francés

Lisa y Adam, un rinconcito francés en Cobble Hill

Nombre: Lisa y Adam
Ubicación: Cobble Hill, Brooklyn, Nueva York 
Tamaño: 56 metros cuadrados
Años de residencia: 10 años, alquilado

Todo el mundo que conoce a la propietaria, Lisa, sabe que le gustan los espacios organizados y limpios con un toque de estilo rústico. Así que cuando surgió la oportunidad de entrar a vivir en un pequeño apartamento de antes de la guerra, con un marido y un nuevo bebé, no fue nada fácil redecorarlo, pero sin duda ha hecho un buen trabajo y lo ha convertido en un apartamento estiloso y con un ambiente muy agradable en el que vivir.

Estilo francés

Hay algo en este apartamento que todas las personas que entran en él, acaban enamorándose de esta encantadora casa antigua. Es diáfano, soleado, y aunque es una construcción antigua, sin duda tú también querrías vivir aquí.

Al ser una vivienda diáfana en invierno cuesta un poco lograr calentar la casa. Pero tiene la ventaja de que es más sencilla de limpiar para los robots aspirador de los que hablamos en otro artículo.

A la hora de decorarlo Lisa tuvo que buscar almacenamiento inteligente para que nunca sintiera que había desorden, pero a final lo consiguió.

Y de alguna manera se las arreglo para conseguir una habitación principal con vestidor completo en un apartamento de Brooklyn, que es un milagro en si mismo.

Ahora mismo lo usa como habitación del bebé, pero en un futuro será un pedazo de armario-vestidor, con ventanas incluidas.

Estilo francés

Una de los detalles que lo hacen atrayente es su construcción antigua de antes de la guerra, como lo techos super altos con azulejos, las dos chimeneas de mármol o las puertas de estilo francés, toda una declaración de personalidad propia.

Sus gustos se ajustan al espacio, y el espacio se adapta a sus gustos.

La decoración está inspirada en Francia, la vendimia, el aire chic que se respira aderezado con toques muy femeninos.

Lo mejor del apartamento es como está construido, las amplias ventanas dejan pasar la luz adentro que, junto con los altísimos techos, hacen que parezca un apartamento mucho más grande de lo que es.

El mayor desafío al que se ha enfrentado es encontrar almacenamiento. El armario más grande ahora está ocupado por el bebé, es por eso que necesitaba tener cestos y demás almacenamiento por todos los sitios.

Segundo ejemplo de estilo francés

Nada que ver con la casita ecléctica de Erin.

Nombre: Erin Smith
 
Ubicación: Montecito Heights; Los Angeles, California
Tamaño: 70 metros cuadrados
Años de residencia: 4 años; Propiedad

Estilo de decoración

Escondido detrás de una colina y situado junto a un barrio residencial justo al este del centro de una de las ciudades más bellas, Los Angeles, está ubicada una casita mágica llena de buena energía y buen gusto. Es el hogar de Erin Smith, una estilista y decoradora de escenarios que ha trabajado durante muchos años en cine y televisión. Sin embargo, ha compaginado ese trabajo con otra tarea completamente diferente, como es la lectura del tarot a la que ahora dedica todo su tiempo.

La decoración de su casa en una conjunción de los dos trabajos y un ejemplo de su gran talento.

Otra imagen de ejemplo

Su hogar siempre tiene la puerta abierta para cualquier visita. Es acogedor y relajante, lleno de magnificas obras de arte, cristales y algunos muebles maravillosos.

La casita está situada en una colina, rodeada de palmeras y granados. Lo más importante de la casa para ella es su pájaro Pierre, una fiel mascota que la acompaña desde hace ya 15 años.

Erin cuenta que Los Angeles no ha afectado al diseño de la casa. El decorar cada estancia como un espacio individual y crear una armonía en el conjunto es la clave para acertar.

Una vez que entramos dentro de la casa se respira un aire ecléctico y místico, nada que ver a como estaba cuando se encontró con ella. Casi todas las ventanas estaban rotas, el suelo de la cocina y del baño era prácticamente inexistente, la chimenea se estaba cayendo, etc.

El reto consistía en restaurar la casa de una manera fiel a su época, 1920, con un presupuesto limitado.

Interiorismo con el estilo de Francia

Lo que más me gusta de la casa es la alcoba de la sala de estar. Entra mucha luz natural por la tarde y tiene una vista inmejorable.

Todos los amigos que entran en casa comentan la energía del espacio que se percibe, la distribución de la casa es perfecta para que fluya ya que todas las habitaciones están conectadas entre si.

Sien embargo no está del todo completa, hay mucho trabajo por hacer, por ejemplo, el patio trasero tiene un enorme potencial porque es bastante amplio, pero necesita de una fuerte inversión y trabajo.

Erin es una decoradora de escenarios, así que está acostumbrada a adaptarse con el material del que dispone y de comprar las mejores materias primas para luego darlas forma, por lo tanto esta renovación ha sido un juego de niños para ella.

Lo más sorprendente es que afuera de la casa se ha construido una caravana donde poder realizar tranquilamente su hobbie. El estilo es el de los gitanos nómadas que iban por los pueblos adivinando el futuro. La madera y los elementos decorativos místicos son lo que más predomina en ella. Todo esto junto con las vidrieras de colores de las ventanas y puertas crean un ambiente sobrenatural perfecto.